Cuando mires al Cielo acuérdate de mí, Dice DIOS

Querido Hijo Mío, soy Dios

Cuando mires al cielo acuérdate de Dios.

Yo estoy allá pero mi espíritu esta junto a ti.

No me tengas por malo, sino por un Dios de amor que desea lo mejor para ti.

Siempre estoy esperando por ti hijo mío, no deseo que pienses que estoy lejos. La distancia mas larga de la que puedes estar de mí, es la distancia de una oración.

Todas las mañanas, como cada día, espero tu oración al levantarte. Desde los cielos te cuido y velo tus sueños; estoy a tu lado en cada momento y te guío por donde sea que vas.

Cuando tropiezas, suavemente tomo tu mano y te ayudo a levantarte. Te repito una y otra vez que yo estaré contigo cuando me necesites. No se porque a veces olvidas platicar conmigo. Yo soy quien te regala cada amanecer que has podido ver, cada cosa creada ha sido para ti; todo lo que hoy tienes y te ayuda a vivir, lo cree para que seas feliz. Siempre estaré ahí para ti, soy tu Dios y nunca te dejare sólo, cuando me necesites ahí estaré.

¿Dónde estaré?

En el brillar del sol de todos los días, es la luz que te mando para que te de energías e ilumine tu vida, el agua que cae de lo alto, es para refrescarte y dar vida a lo creado sobre la tierra.

Esos días nublados que a veces te entristecen, forman también parte de mi creación, y son los que hacen felices a muchas plantas de la tierra, pues es vida para ellas.

Las flores coloridas del campo, que alegran tu espacio, las cree para llamar tu atención. Todo lo creado es para ti, cuídalo, así como cuidas de ti mismo, todo esto es para ti y por ti.

Así que hijo mío, confía en mí, deja tus cargas en mis manos y yo te haré descansar, aquí estaré cuando decidas acercarte a mí.

Cuando desees buscarme aquí estaré esperando por ti hijo mío.

Y si oras y te vuelves de tus malos caminos, yo oiré desde los cielos, perdonaré tus pecados y sanare tu tierra.

ATTE: DIOS

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *