Todo lo Puedo en Cristo que me fortalece

Solo en Cristo encontramos fortaleza

Sin duda, sólo en Cristo encontraremos fortaleza, y de eso trata esta gran reflexión.

Por lo demás, hermanos, todo lo que es verdadero, todo lo honesto, todo lo justo, todo lo puro, todo lo amable, todo lo honorable; si hay virtud alguna o algo digno de alabanza, en esto piensen.

Esta Misma frase “por demás hermanos” la utilizó de igual manera Pablo en el comienzo del capitulo 3 de la carta a los Filipenses, se puede decir que casi en la mitad de su carta y al final, aquí en el capítulo 4, en el último capítulo de la carta la vuelve a usar una vez más, antes de dar sus últimos consejos.

Se ha llamado a este versículo (Filipenses 4:8) la biografía más corta de Jesucristo escrita hasta ahora. Pues si ponemos mucha atención, refleja las principales características de Nuestro Señor.

TODO LO QUE ES VERDADERO. Jesús dijo; Yo soy la verdad y la vida, nadie viene al Padre sino es a través de mí. Jesús es verdad, Jesús es el verdadero camino para la salvación.

TODO LO HONESTO; ¿Quién es el más Honesto?, ¿Quien más que Jesucristo?

TODO LO JUSTO. Quien hay mas justo, sino Jesús, quien vendrá un día con Gloria y majestad por quienes hicieron la voluntad del Padre, siendo justo con quienes fueron justos.

TODO LO PURO, TODO LO AMABLE y TODO LO HONORABLE, quien más que Jesucristo, quien con un corazón puro, de manera amable toca a la puerta de nuestros corazones, con la intención de enseñarnos en darle honor y gloria al Padre Celestial, que vive y Reina por los Siglos de los Siglos.

Pablo y su cercanía con Cristo

Pablo sin duda conocía profundamente a Jesús, sabía que a lado de Él todo era posible. Cristo lo fortalecía, y se me enchina la piel al leer este pasaje de la Biblia.  (Filipenses 4:10-13)

Me alegro en el Señor de que se hayan vuelto a interesar en mí. Claro está que tenían interés, sólo que no habían tenido la oportunidad de demostrarlo. No digo esto porque esté necesitado, pues he aprendido a estar satisfecho en cualquier situación en que me encuentre. Sé lo que es vivir en la pobreza, y lo que es vivir en la abundancia. He aprendido a vivir en todas y cada una de las circunstancias, tanto a quedar saciado como a pasar hambre, a tener de sobra como a sufrir escasez. Todo lo puedo en Cristo que me fortalece.

Ojalá ese pensar sea el mismo en nosotros, que Cristo sea nuestra fortaleza de cada dia. Que el amor que viene del Padre, a través de Jesús pueda cambiar nuestras vidas, y vivamos confiando en quien dio su vida por nosotros en la Cruz del calvario. CRISTO JESÚS…

Dios te bendiga y te acompañe en cada momento, es el deseo de mi corazón.

Autor: Blas Luna

 

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *