Antes de Partir – Una Reflexión Cristiana

Antes de Partir

Antes de partir, asegúrate de haber cumplido el propósito de tu vida. Hay muchos seres queridos que están a tu alrededor, personas que te quieren y aprecian; quienes esperan lo mejor de ti cada día.

Cada día que transcurre la vida se va acortando; y muchas veces dejamos que se esfumen momentos increíbles que pudimos haber vivido; pero por estar ocupados en el futuro no disfrutamos los pequeños detalles del presente que hacen de la vida una vida mejor.

Cuando somos niños deseamos con ansias llegar a ser adultos. Desesperados por crecer, pero luego que ya somos grandes, quisiéramos retornar el tiempo y regresar cuando éramos unos chiquillos y jugábamos con nuestros amigos y hermanos.

Cuando nacemos, todos venimos a este mundo con diferentes metas, propósitos y sueños; algunos se quedaron en el camino; con ilusiones, han dejado este mundo y descansan. Muchos otros aún seguimos luchando en el camino por alcanzar nuestras metas y sueños, muchos otros no se dan cuenta que el tiempo se está yendo y dejan pasar tantas cosas hermosas de la vida.

Invertimos mucho tiempo en generar fortunas, descuidando a veces el cuidado del cuerpo y la salud, después pierden el dinero en la lucha por recuperar la salud.

Vivimos como si nunca fuéramos a morir.

Vivimos tan desordenadamente que tantas cosas en la mente nos alejan de lo que es verdaderamente importante; y nos harán crecer emocionalmente sanos. No nos percatamos de la magia que hay en las sonrisas de las personas que nos rodean y de las personas que a veces por un instante se cruzan en nuestro camino.

Y es que vivimos tan apresuradamente que no nos detenemos a disfrutar por un momento de lo bella que es la vida. Este día es una gran oportunidad para volver a empezar. Hay personas en casa que te esperan cada día, hay personas en tu andar que sin darte cuenta por lo menos una sonrisa te ha regalado. En fin, hay muchas personas que desean que te vaya bien y te acuerdes de ellos; aunque sea por un segundo durante el día…

El tiempo para luchar por vivir es hoy.

Un día ese ser querido que hoy está a tu lado, ya no estará más aquí; tal vez seas tu a quien le toque descansar primero. La vida da tantas vueltas que no sabemos que sorpresas nos dará; lo que más deseo es que comprendas que no tenemos la vida comprada; el dar amor a nuestros seres queridos es una decisión que debemos tomar hoy mismo; no esperes que sea demasiado tarde pues ya no podrán oler las flores, ni van a poder disfrutar de la comida, ya no podrán sentir un abrazo tuyo, tampoco podrán ver todo lo que hagas o digas por ellos.

Aún tienes personas que te quieren y son importantes en tu vida, por un momento date la vuelta y míralos. Detente por un instante y piensa que un día ya no estarán más contigo; es ahora cuando aún tienes la oportunidad de ir a ellos y demostrarles lo que valen en tu corazón. Ya después puede ser demasiado tarde. Es ahora cuando puedes llevar esa rosa que siempre has querido regalar, acompañarlos en esa cena que hoy podrán disfrutar. Visita a tus seres queridos que aún tienes en tu vida, probablemente mañana sea tarde y entonces ya no podrás hacer nada.

No vale la pena que después sufras por no haber dado lo que pudiste dar cuando había vida, no esperes a que sea demasiado tarde para hacer las cosas. El tiempo es muy valioso y debemos aprovecharlo para lo que realmente vale la pena.

Dedica tiempo a construir amor en tu entorno; para el día que a ti te toque partir dejes añoranzas y lindos recuerdos para los que aún nos quedemos aquí.

¿Cómo ves el futuro?

Se vale ver ambiciosamente por el futuro, pero sin descuidar nunca el tiempo actual. Claro que se vale tener sueños, pero recuerda que, para lograrlos, se trabaja en el día a día.

Antes de partir, asegúrate de haber hecho lo que realmente te hace feliz…

Recuerda que la felicidad no es cuestión de casualidad, la felicidad es una decisión.

Antes de partir cumple tus propósitos de vida.

Autor: Blas Luna

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *